Baterías gastadas de teléfonos celulares serán enviadas al exterior

En convenio con el Minambiente, el sector de la telefonía móvil reconoció su parte en la contaminación que generan sus equipos una vez son desechados.

Mediante el convenio, todos los operadores de telefonía móvil, incluido Avantel (trunking), se comprometieron a sacar del territorio nacional las baterías usadas que tienen en sus instalaciones, así como a implementar un plan para recolectar las que están en poder de los usuarios.

La principal virtud del documento, firmado también por el fabricante Nokia y los gremios Asocel y CCIT (Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones), radica en que la obligación de recoger y exportar esos residuos garantiza que no lleguen a los botaderos tradicionales.

Esto es muy importante si se tiene en cuenta que, a diferencia de la mayor parte de las basuras domésticas, las electrónicas contienen elementos altamente tóxicos. El cadmio de una sola batería de celular, por ejemplo, puede contaminar más de 150 mil galones de agua.

Un fenómeno creciente

“Por primera vez, todo un sector de la industria tecnológica asume sus obligaciones posconsumo en Colombia”, destaca el ministro de Ambiente, Juan Lozano.

El acuerdo constituye también un primer paso para gestionar un fenómeno creciente. Según los cálculos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, este tipo de desperdicios se multiplica tres veces más rápido que los tradicionales y pronto alcanzará los 40 millones de toneladas métricas, cantidad que alcanzaría para cargar una fila de camiones entre Colombia y Japón.

Además de la exportación de baterías y otros residuos, las alternativas para enfrentar este problema incluyen el reciclaje y la destrucción. Sin embargo, como lo reconoce el Gobierno, el país no cuenta con los medios para aprovechar o hacer desaparecer toda su basura electrónica.

Pero esa limitación no es exclusiva del mundo en desarrollo. Por citar solo un caso, Bélgica, E.U. y Japón son las únicas naciones que reciclan el indio, un derivado del zinc usado cada año en más de mil millones de productos, que abarcan desde celulares hasta pantallas planas.

En un intento por empezar a revertir esta situación, el programa presidencial Computadores para Educar inaugurará a principios de junio entrante el Centro Nacional de Aprovechamiento de Residuos Electrónicos.

Según el ingeniero Ángel Camacho, líder del proyecto, se trata de una bodega de 1.500 metros cuadrados que albergará mil toneladas de componentes. Allí irán a parar los equipos donados por particulares que no se pueden acondicionar para su reutilización.

Una decena de operarios se encargará de despiezar las máquinas y separar las partes que sirvan para armar los pequeños robots que Computadores para Educar entregará a los colegios a partir del 2008, como los componentes móviles del ratón, motores de impresora, sensores y chips.

Luego intentará separar cada uno de los materiales restantes. Algunos, como el acero, el aluminio y el cobre, se comercializarán, mientras que los peligrosos (sobre todo el plomo, presente en los tubos de rayos catódicos de los monitores) serán exportados.

El reto ahora es que los otros tres sectores con los que ha venido concertando el Ministerio de Ambiente (tóneres e impresoras, pilas y computadores) muestren el mismo nivel de conciencia que el de la telefonía móvil.

“Reconozco el esfuerzo en el campo de los tóneres, pero los sectores de pilas y computadores han sido menos comprometidos. En todo caso, si al término del primer semestre no hemos llegado a unos acuerdos que definan las responsabilidades de las empresas, el Gobierno expedirá unilateralmente las resoluciones que las obliguen a recoger los desechos”, advierte el ministro Lozano.

Preguntas y respuestas sobre los ‘e-desechos’

¿Qué son los desechos electrónicos?

Aquellos productos electrónicos que se acercan al final de su vida útil: celulares, computadores, fotocopiadoras, televisores, faxes, etc. Se calcula que cerca del 75 por ciento está almacenado, en parte por la incertidumbre sobre cómo manejarlos.

¿Por qué se deben reciclar los aparatos usados?

La mayoría contiene materiales que se pueden reciclar. Hacerlo impide nuevas extracciones de materiales, lo cual ahorra recursos. Además, algunos productos electrónicos contienen niveles altos de elementos peligrosos, como el plomo.

¿Qué debo hacer con mis desechos electrónicos?

Reduzca la generación de basura mediante una compra acorde con sus necesidades y un buen mantenimiento. Venda o done (a Computadores para Educar, por ejemplo) los equipos que quiera cambiar pero que aún funcionan.

Averigüe con el vendedor a dónde puede llevar el artículo que compra cuando ya no lo vaya a usar.

¿Qué son los desechos electrónicos ‘cubiertos’?

El término se refiere a los aparatos a cuyo precio de venta se le añade un excedente que se destina a cubrir los gastos de reciclaje una vez salen de circulación. En Colombia, los dispositivos electrónicos aún no están cobijados por esta especie de impuesto.

Publicado en: Colombia, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


+ seis = 14