Manejo adecuado

El manejo adecuado de los RAEE incluye toda una cadena de procesos y tratamientos que debidamente cumplen con ciertas normas y también son monitoreados regularmente. Una visión general de los pasos más importantes de un sistema de manejo de RAEE presenta la gráfica por abajo.

manejo_adecuado

Los primeros pasos del manejo adecuado de los RAEE ya empiezan en el sitio donde se usan los aparatos eléctricos y electrónicos. Todo el sistema del manejo de los RAEE depende de que el usuario sepa cómo y dónde se entrega el equipo obsoleto. Por eso hay que implementar un sistema de recolección lo más fácil y práctico posible para el usuario y promocionar el sistema por una sensibilización de los usuarios. Consecuentemente los sitios de acopio y retoma de la red de recolección son un aspecto crucial para el funcionamiento del sistema. Estos sitios deben cumplir con ciertos estándares básicos como la protección contra las condiciones del ambiente, disponer de suficiente espacio para almacenar los equipos por cierto tiempo, la categorización de los equipos recibidos etc.

Saliendo de estos puntos, los RAEE son procesados en diferentes tratamientos profesionales que tienen dos objetivos principales:

  1. protección del medio ambiente y de la salud humana contra los peligros que presentan los RAEE
  2. reacondicionamiento, recuperación y/o reciclaje de los materiales que componen los RAEE (círculo de los recursos)

El enfoque está en el primer aspecto mencionado y cada tratamiento debería cumplir con este punto. Pero como los RAEE son una fuente de materiales y elementos aprovechables el segundo aspecto se vuelve cada vez más importante con el consumo masivo de recursos aumentándose. Además vale la pena reacondicionar, recuperar y reciclar los materiales por razones económicos y ecológicos. El ingreso de la venta de los recursos recuperados de los RAEE apoya a cubrir los gastos de todo el tratamiento y al mismo tiempo disminuye la pérdida de recursos. Pero no todos los tratamientos alcanzan este segundo objetivo.

Tratamientos profesionales

A continuación están brevemente descritos los procesos y tratamientos más importantes del manejo adecuado de los RAEE:

Reacondicionamiento, Reparación y Reuso

reacondicionamiento

Ante todo, en el sentido del concepto de los 3 R (Reducir, Reutilizar y Reciclar desechos), los equipos obsoletos son comprobados y los equipos y componentes que siguen funcionando o que son reparables son sometidos a la reparación y al reacondicionamiento. Prorrogando la vida útil de los equipos, esto es una medida eficiente para reducir la generación de residuos.

Un buen ejemplo es el programa Computadores para Educar CPE que fue arrancado en el 2000 en Colombia. El programa es alimentado con donaciones de computadores usados por instituciones estatales y empresas privadas y, después de una comprobación y un reacondicionamiento, estos computadores son puestos a disposición a instituciones educativas públicas del país.

Descontaminación

DecontamincacionEsta etapa incluye la extracción de los componentes peligrosos, para garantizar su entrega a un gestor autorizado de residuos peligrosos y evitar que los componentes contaminados con las sustancias peligrosas terminen en las fracciones aprovechables para reciclar y así facilitar su manejo posterior. Este paso se debe realizar en particular cuando el proceso posterior sea el desensamble mecánico.
En general, los componentes que contienen sustancias peligrosas deben ser extraídos manualmente. Los procesos futuros de manejo, tales como la incineración controlada o la refinación, pueden permitir el reciclaje de aplicaciones sin el retiro anterior de sustancias peligrosas, en este caso es posible hacerlo sin la descontaminación de componentes peligrosos.
El material peligroso generado en la demanufactura de RAEE consiste en: vidrio con plomo, vidrio con bario, cañón de electrones con bario, polvo fosforescente, condensadores que contengan bifenilos o trifenilos policlorados (PCB o PCT), pilas y acumuladores y tarjetas de circuitos impresos con soldaduras de plomo(1).

Desensamble manual

A pesar de que en muchos países industrializados el desensamble mecánico de los RAEE está muy desarrollado y cuentan con muchas plantas con tecnología de punta, varios modelos de reciclaje prevén la inclusión de un paso de desensamble manual, por lo general a través de proyectos y centros de desensamble sociales. En particular la etapa de la descontaminación se hace manualmente para evitar que las sustancias potencial­mente peligrosas contaminen las fracciones limpias.

desensamble_manualPara los países en vía de desarrollo, el desensamble manual de muchos de los equipos electrónicos es una alternativa viable y recomendable, a parte de ser una muy buena opción para la creación de empleo, en particular para mano de obra no calificada o personas discapacitadas.

Además, si se pretende recuperar componentes para reutilizarlos, es esencial que parte del desensamble se realice a mano, puesto que así es más fácil identificar los compo­nentes que funcionan para volverlos a comercializar, la separación es mayor, se consume menos energía y se extraen con más eficacia las sustancias potencialmente peligrosas por lo que los riesgos presentados a los trabajadores y el ambiente son generalmente más pequeños.

Los métodos de desmantelamiento dependen de los materiales y componentes a ser extraídos, e incluyen corte, presión, fractura y desmantelamiento mecánico con herra­mientas como destornilladores y alicates, que se utilizan para realizar una extracción de los componentes que contienen los metales preciosos de una manera eficiente y reducir el riesgo por contaminación.

Es recomendable que existan procesos establecidos para realizar el desmantelamiento de los diferentes equipos y componentes electrónicos, los cuales permitirán realizar una trazabilidad de los compuestos de valor y los peligrosos, en caso de ser necesario.

Desensamble mecánico (trituración)

trituracion_mecanica

Sobretodo en los países industrializados, el desensamble mecánico es el método más aplicado para procesar y recuperar los materiales contenidos en los RAEE. Después de un primer paso manual de descontaminación (para algunos equipos seleccionados) y acondicionamiento para los procesos posteriores (por ejemplo quitar o cortar los cables), los equipos pasan al proceso mecánico de trituración y separación.

Por lo general la trituración se lleva a cabo en una trituradora de cadena, en la cual los equipos son destruidos a fuerza bruta en un proceso mecánico. Del proceso de trituración sale una mezcla de diferentes fragmentos de materiales, los cuales posteriormente son separados a través de mecanismos de separación (como por ejemplo la clasificación de aire, criba, ciclón, turbo-rotor, corriente de Foucault o separación magnética, etc.) en diferentes fracciones y corrientes limpias. Las corrientes después entran a su respectivo procesamiento y son puestos a disposición para su comercialización. De esa manera, los plásticos son triturados y granulados en otra línea de proceso. Para los cables también existen soluciones mecánicas para separar los plásticos aislantes del cobre y los componentes interiores, por ejemplo con máquinas separadoras o trituradoras para cables con separación metal-plástico.

Algunos equipos eléctricos y electrónicos, como por ejemplo los monitores CRT o aparatos con líquidos o aceites, no pueden ser procesados en conjunto con el resto de los aparatos y son manejados a través de otros procesos.

Fundición

Este proceso se refiere al reciclaje y reprocesamiento de los metales ferrosos y no ferrosos como por ejemplo el aluminio a través de procesos térmicos, también denominada pirometalurgia. La fundición es el tratamiento térmico de minerales o metales ya obtenidos, sea a través de una oxidación, es decir se calientan con oxígeno, o una reducción sin oxígeno.

Estos procesos deben llevarse a cabo según los estándares de su respectiva industria.

Refinación térmica y química

metal_refiningLa refinación de metales preciosos es la separación de metales preciosos de los metales nobles. Ejemplos de materiales que se pueden entrar en este proceso son catalizadores usados, componentes electrónicos, minerales o aleaciones metálicas. La refinación de metales preciosos es un proceso muy costoso y complejo. Con el fin de aislar los metales preciosos, se utilizan como procesos la pirólisis, la hidrólisis o una combinación de ambas.

En la pirólisis, los metales nobles son separados de los otros materiales no nobles, a través de la fundición o la oxidación. En la hidrólisis, los metales nobles son disueltos en aqua regia (compuesto de ácido clorhídrico y ácido nítrico) o mediante una solución de ácido clorhídrico y gas de cloro. Posteriormente, ciertos metales pueden ser precipitados o reducidos directamente en relación con una sal o un gas orgánico. Después pasan por las etapas de limpieza o recristalización. El metal precioso se separa de la sal por calcinación. Los metales nobles primero son hidrolizados y posteriormente son pirolisados.

Incineración de manera controlada

pic1La incineración tiene el objetivo principal de asegurar la disposición o la transformación segura del material en una forma inerte; sin embargo, también se dirige a utilizar el poder calorífico contenido en los materiales para recuperar energía, lo cual constituye un nivel más alto en la jerarquía de la gestión de desechos y establece una mejor opción ante la quema sin la recuperación de energía o su vertido, ya que proporciona oportunidades para el suministro de energía no fósil.

Esta estrategia tiene el problema de los peligros para el medio ambiente cuando se carece de medidas de control adecuadas.

El incinerador u otra unidad de combustión (con o sin la recuperación de energía) deben contar con los controles adecuados para reducir al mínimo la formación de furanos y de dioxinas, y estar equipados de sistemas avanzados para el tratamiento y limpieza posterior de las emisiones atmosféricas. Las cenizas de la combustión y los materiales del proceso de RAEE que no pueden ser recicladas, se deben disponer en un relleno sanitario de seguridad.

En muchos países los residuos peligrosos, especiales o no reciclables, se incineran en plantas especializadas, que cuentan con los sistemas de control de emisiones, para evitar impactos negativos para la salud y el medio ambiente al no ser manejados adecuadamente.

Relleno de seguridad

relleno_de_seguridad_gtz

La naturaleza ácida de la composición del relleno sanitario puede generar emisiones de componentes del plomo proveniente de las pantallas CRT y de las soldaduras, y de otras sustancias peligrosas como el mercurio. Plásticos en cables y otros componentes también emitirán  cadmio, retardantes de llama bromados y los ftalatos.

Por lo anterior, si se requiere la disposición de las fracciones sobrantes en los procesos de reciclaje e incineración, ésta debe realizarse en rellenos sanitarios de seguridad. Igualmente, los componentes con contenido de sustancias peligrosas que no cuenten con procesos de descontaminación y aprovechamiento adecuados, pueden ser depositados en rellenos sanitarios de seguridad. Los termoplásticos molidos o granulados también pueden ser depositados en rellenos de seguridad, al no ser incinerados o reciclados. Si se cuenta con la incineración de algunas fracciones habrá que incluir la disposición final de las cenizas.

(1) R. Gabriel, 2000; “Leitfaden für die Behandlung von Elektro- und Elektronikgeräten”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


3 + = cinco