Legislación internacional

Marco legal internacional

Adicionalmente a este marco legal nacional, Colombia también se comprometió a algunos convenios internacionales.

Convenio de Basilea (CdB) 

El Convenio de Basilea es un tratado ambiental internacional que regula estrictamente el movimiento transfronterizo de desechos peligrosos y asigna obligaciones a las partes para asegurar el manejo ambientalmente racional de los mismos, particularmente su disposición.

El Convenio de Basilea fue adoptado el 22 de marzo de 1989 y entró en vigor el 5 de mayo de 1992 como respuesta de la comunidad internacional a los problemas causados por la producción mundial anual de 400 millones de toneladas de desechos peligrosos para el hombre o para el ambiente debido a su características tóxicas ó ecotóxicas, venenosas, explosivas, corrosivas, inflamables o infecciosas.

El Convenio impone reglas para la importación y exportación de los mismos a los países suscritos. Esto significa el establecimiento de protocolos para manejar su movimiento y disposición final. Además reconoce que la forma más efectiva de proteger la salud humana y el ambiente de daños producidos por los desechos se basa en la máxima reducción de su generación en cantidad y/o en peligrosidad. Los principios básicos del Convenio de Basilea son:

  • El tránsito transfronterizo de desechos peligrosos debe ser reducido al mínimo consistente con su manejo ambientalmente apropiado.

  • Los desechos peligrosos deben ser tratados y dispuestos lo más cerca posible de la fuente de su generación.

  • Los desechos peligrosos deben ser reducidos y minimizados en su fuente.

El Convenio de Basilea es el marco internacional que más se ajusta para regular las importaciones y exportaciones de computadores usados, dado que considera los residuos electrónicos como peligrosos; por lo tanto, su comercio está sujeto a las regulaciones de prohibición que éste establece.

Colombia suscribió el Convenio de Basilea en diciembre de 1996.

www.basel.int

Enmienda de prohibición (Ban Amendment)

Debido a que en el texto del Convenio de Basilea, la prohibición de exportar depende de la existencia de prohibiciones en el país de importación o de la existencia -o no- de “consentimiento por escrito a la importación”, en la segunda Conferencia de las Partes llevada a cabo en 1994, se acordó prohibir al 31 de diciembre de 1997, la exportación de residuos destinados a su recuperación o reciclaje (Decisión II/12); sin embargo, como tal decisión no fue incorporada al texto del Convenio, la cuestión acerca de si la prohibición es o no legalmente vinculante no quedó clara y por lo tanto en la tercera Conferencia de las Partes, llevada a cabo en Ginebra del 18 al 22 de Septiembre de 1995, la prohibición fue adoptada como una enmienda al Convenio (Decisión III/1).

Esta enmienda de prohibición de Basilea (Ban Amendment) pretende “prohibir” la exportación con cualquier finalidad (eliminación final y reciclaje) de residuos peligrosos desde los países parte del Anexo VII (Estados Parte que son miembros de la OCDE, la CE, Liechtenstein) hacia los países no Parte del Anexo VII.

Sin embargo, esta enmienda aún no ha entrado en vigor. De conformidad con el artículo 17 del Convenio, la Enmienda sobre Prohibición entrará en vigor tras la ratificación de las tres cuartas partes de las Partes que la aceptaron (59 ratificaciones). Colombia no ha ratificado todavía la enmienda de prohibición.

En ocasiones, algunas compañías aun exportan su basura disfrazada como caridad, como “computadoras para los pobres”, explica el documento E-waste, the hidden side of IT equipment’s manufacturing and use, publicado en 2004 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés) como parte de la serie “Alerta temprana de las amenazas ambientales emergentes”.

La Unión Europea (UE) por su parte, hace las adecuaciones legislativas para que los países miembros la adopten lo antes posible.

www.basel.int/pub/baselban.html

Protocolo de Montreal

El Protocolo de Montreal es un tratado global suscrito el 16 de septiembre de 1987 y en vigor desde el 1 de enero de 1989, que tiene como objetivo proteger la capa de ozono mediante el control de la producción de las sustancias agotadoras de la misma.

El Protocolo de Montreal busca fijar plazos máximos para la eliminación de la producción y consumo de las principales sustancias agotadoras de la capa de ozono. Las principales medidas adoptadas fueron:

  • Establecimiento de las fechas de control de las sustancias agotadoras.

  • Restricciones al comercio con Estados que no sean parte del Protocolo: prohibición a la importación o exportación de sustancias agotadoras o productos que las contengan.

  • Clasificación de los países miembros.

  • Adopción de un mecanismo de financiación.

El Protocolo ha sido ratificado por 190 países que se han comprometido a cumplir sus metas en la reducción de producción de gases CFC (clorofluorocarbonos), halones y bromuro de metilos los cuales cuya aplicación dentro de la industria y aplicación doméstica usando en los sistemas de refrigeración, aire acondicionado, sprays o extintores causa el adelgazamiento de la capa de ozono.

Los CFC además tienen un elevado potencial de efecto invernadero, por lo que si salen adelante los objetivos de la ONU, se habrán logrado dos objetivos: proteger la capa de ozono y frenar parte del cambio climático.

Colombia aprobó el tratado mediante la Ley 29 de 1992.

En relación con la gestión y el manejo de los RAEE, el Protocolo de Montreal es importante en particular por las sustancias agotadoras de la capa de ozono contenidas en los refrigerantes de las neveras, congeladoras y otros equipos de refrigeración.

www.ozone.unep.org

Convenio de Estocolmo

El Convenio de Estocolmo es el instrumento internacional que regula el tratamiento de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs); en 2001 fue firmado por cerca de 117 países y entró en vigor el 17 de mayo de 2004.

El Convenio establece para sus miembros entre otras, la obligación de adoptar y/o desarrollar las medidas necesarias para prohibir la producción, utilización, importación y exportación de los COP´s, entre los que se incluyen compuestos industriales como los PCBs, plaguicidas como el DDT y sustancias tóxicas como las dioxinas.

Colombia forma parte del Convenio desde el 20 de enero de 2009.

En relación con la gestión y el manejo de los RAEE, el Convenio de Estocolmo es importante en particular por los PCBs contenidos en los condensadores de algunos aparatos.

www.pops.int

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− uno = 2

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>